PROLOGO DE LA QUINTA EDICIÓN
 

Ya han transcurrido siete años desde que la primera edición del manual vio la luz. Aquella fue una primera herramienta, rudimentaria y elemental, dedicada a los conceptos mas básicos del pilotaje. Sin embargo y gracias a vosotros, queridos colegas moteros, ha ido creciendo arrastrada por las necesidades de conocimiento que me habéis ido planteando. Dado que las curvas son el permanente examen del piloto y el terreno donde se plantean la mayoría de los problemas, ha sido esa parte del manual la que más ha evolucionado. Pero este desarrollo ha repercutido también hacia otras necesidades, como por ejemplo la del equilibrio y el manejo de la visión, pilares que hacen posible entender el motivo de muchas maniobras y el como conseguirlo. Pese a todo, he querido mantener la línea de sencillez y claridad iniciales. Finalmente, creo que he conseguido que el manual sea más completo, pero no más complicado.

También me he esforzado en estructurarlo para facilitar la búsqueda de los temas y se ha añadido un índice alfabético en el manual que os ofrezco en formato "pdf", para facilitar al lector la consulta de su tema específico de interés -el hiperenlace al manual en "pdf" lo podeis encontrar en la cabecera de cada página-.

Espero que os guste.

Murcia Noviembre-2011

--------------------------------------

 
PROLOGO DE LA CUARTA EDICIÓN
 

La tecnología de la moto en cuanto a motores, chasis, suspensiones, frenos y neumáticos, ha ido evolucionando en las últimas décadas a un ritmo trepidante. Ahora estamos asistiendo a un proceso en el que la electrónica cada vez toma más protagonismo en el control del comportamiento de la moto. En consecuencia, el pilotaje está evolucionando, en sus técnicas, para adaptarse a los nuevos tiempos. Un ejemplo de esa repercusión es la preponderancia que está tomando la rueda delantera en la forma de conducir una moto, en detrimento de la trasera. A este respecto y sin ir más lejos, ya resulta raro ver “timoneos” en MotoGP.

Pero la evolución tecnológica suprime o mejora problemas tradicionales, pero sin duda aparecen otros con los que hay que lidiar. Las recientes caídas de Lorenzo y Rossi por utilizar el freno delantero al iniciar la tumbada, con la consiguiente pérdida de la rueda delantera en los GP de Checoslovaquia e Indianápolis 2009, respectivamente, son un claro exponente de lo que estamos hablando.

Para esta edición, se ha vuelto a redactar la mayor parte de los capítulos, en aras de dar un enfoque moderno y actualizado a los temas, haciéndolo más compresible para el lector.

Este nuevo manual va dirigido a los motoristas que ya tienen cierta experiencia con la moto. Los que se acercan por primera vez a este mundo de las dos ruedas y tienen que aprender donde están los mandos y como se utilizan, tendrán que acudir a otros manuales más elementales y adquirir cierta práctica antes de poder sacar provecho de lo que aquí se expone.

En este libro existen muchos conceptos que probablemente pasen desapercibidos en una primera lectura y que, sin embargo, son esenciales. Hay técnicas que adquieren sentido solo después de haber comprendido y asimilado otras. Con la experiencia surgen nuevas necesidades que encontrarán respuesta en sucesivas lecturas del libro.

Como siempre, os deseo que disfrutéis leyéndolo y os sirva para que tengáis momentos deliciosos con vuestra moto.

Murcia, Octubre 2009.

-------------------------------------

 
INTRODUCCIÓN
 
"Quién más sabe, más duda" (Refrán anónimo)
 

Las variables en la conducción de una moto son muchas. Por una parte, cada moto tiene sus características propias, empezando por el motor. Los hay que dan la máxima potencia a muy altas revoluciones, y suelen flaquear en los regimenes bajos, y viceversa. Otros son muy elásticos y tienen un equilibrio razonable de potencia, en un rango amplio de vueltas de cigüeñal, sacrificando los extremos. Los desarrollos están ajustados en función de la manera que tiene el motor de entregar la potencia, Esta misma variedad la encontramos en chasis, suspensiones, lanzamiento del eje delantero, frenos, etc. Es obvio, pues, que cada moto hay que conducirla en función de sus propias peculiaridades, que hay que conocer muy bien. Aunque dentro del termino “motocicleta” se incluyen maquinas tan específicas como las que se emplean en “Trial”, “enduro” o “racing”, por poner unos ejemplos, este manual va dedicado a la conducción de motos de carretera “normales”, aunque si se comentará algunos detalles relacionados con una conducción deportiva.Por otro lado, cada piloto tiene sus gustos y cualidades. La psicología juega un papel muy importante. La persona debe de conocerse a si misma para saber lo que puede dar de sí, en función de la moto que conduce. En definitiva, el motorista forma con su máquina una unidad que tiene unas peculiaridades bien definidas, que no se pueden extrapolar o generalizar. El lector encontrará en este manual los fundamentos del pilotaje de una moto. Después debe desarrollar, de forma individualizada, el tipo de conducción que le gusta, en función de la máquina que lleva.

Los principales obstáculos, para cualquier tipo de aprendizaje, son el miedo, la prepotencia, las ideas preconcebidas y la impaciencia. Ya desde este capítulo inicial, quiero advertir al lector contra ellos. Despojarse de esos lastres no es fácil. Se requiere una actitud permanente de alerta y trabajo interior, para poder superarlos.

El miedo es la consecuencia del desconocimiento de la técnica. Se alimenta de la inseguridad en uno mismo y va desapareciendo, conforme el piloto profundiza en las leyes por las que se rige su moto, las entiende y aprende a actuar sobre ellas, consiguiendo un pilotaje seguro. En cuanto a la prepotencia , no es nada nuevo. Ya lo decía Sócrates, uno de los mayores sabios de todos los tiempos: "Solo se que no se nada ”. Era un mentiroso. Sabía más que nadie. Pero con esa frase lo que reflejaba era la actitud que le permitía acercarse al conocimiento. Sin ella no se puede aprender.

Las ideas preconcebidas son como sólidos muros que no dejan pasar ni un solo concepto que vaya contra ellas. Es rechazado sin dar la oportunidad de ser siquiera analizado o probado. Es la principal losa que cargamos sobre nuestras espaldas los veteranos. Si para colmo la idea preconcebida es falsa, el daño es muy grave. Seguirá condicionando errores en nuestro pilotaje, y nos impedirá seguir progresando. Cuando se asimila un defecto en la conducción de la moto, se arrastra a lo largo de toda la vida y nos impide saber por qué no nos sale bien esto o aquello. Es por esto por lo que a los veteranos nos conviene también, de vez en cuando, repasar los conceptos básicos de la conducción de una moto. Las ideas nuevas hay que meditarlas y probarlas. Solo después de esto, estaremos en condiciones de aceptarlas o rechazarlas para nuestro pilotaje.

Por último, la impaciencia es madre de la precipitación y, por tanto, del error. También es la fuente del desánimo y causa muchos abandonos en el camino del aprendizaje. Llegar a conducir bien una moto es algo que se tarda meses e incluso años. El novicio debe de asimilar la idea de que, una vez aprendidos los conceptos básicos, ponerlos en práctica requiere mucho tiempo. Es más, el camino de la perfección no tiene límite. Hasta los más veteranos sentimos todo lo que nos queda por aprender pese a los años que llevamos encima de una moto y eso es lo bonito de este deporte. Debemos de dejarnos acompañar por una actitud permanente de superación a lo largo de toda nuestra vida motorista.

Quiero advertir al novicio que, la velocidad, es el principal y el más dañino de los peligros del motorista. El conductor experto sabe que, el deseo de ir rápido, no es abrir más el gas. A la velocidad se llega con el análisis de lo que tenemos delante y a través de dominio de la técnica de la frenada, del cambio de marcha, de la tumbada y de la aceleración. Estas maniobras se aprenden y se interiorizan con velocidades moderadas, hasta hacer de ellas algo automático. Conforme la coordinación de nuestras acciones vaya alcanzando la perfección, la velocidad va llegando sin ser llamada de manera explícita... Es entonces el momento en el que, el sentido de responsabilidad, nos hará moderar el gas.

Mi ilusión al publicar este manual es servir de ayuda a todo el que empieza en el mundo de la moto y proporcionar a los veteranos una breve ojeada a los conceptos básicos.

Es mi deseo que este manual sea público y gratuito. Aunque tiene copyright (R.P.I. nº 08/06/643), se puede difundir sin ningún problema. La única condición, es que se mantenga la referencia del autor de la obra.

No dudéis en contactar conmigo para comentar todas las dudas que os surjan. También para intercambiar opiniones o para hacer una crítica constructiva del manual, lo que será un placer para mí.

 

 
------------------------------------------------
 

Advertencia: Pilotar una moto implica riesgo de lesiones físicas o muerte, ya sea por errores propios o por causas ajenas, así como daños a terceras personas o bienes. Este manual no suprime los riesgos potenciales de conducir una motocicleta. De hecho ,es posible que leerlo y aplicar lo que aquí se explica, lleve a un incremento de la exposición del piloto a ese riesgo debido a la adquisición de una mayor habilidad en el pilotaje, lo que es proclive a un aumento de la velocidad en la conducción.

El contenido de este manual es producto de la experiencia y observación personal del autor, apoyado en la bibliografía que ha considerado más relevante sobre el tema y, el autor, no se hace responsable de los accidentes y las consecuencias que puedan producirse por una mala interpretación del material que aquí se expone o por una falta de sentido común en su aplicación.